No solo las mujeres abortan

El aborto, un tema que parece ser siempre de actualidad. Un debate incesable, “pro-vida” contra “pro-aborto”. Pero el análisis en este artículo no va a seguir esa línea, sino una diferente.

Resulta curioso observar cómo a la hora de hablar de este tema, las personas que defienden el derecho a abortar, cometen un grave error.

“Solo las mujeres tienen voz en esta lucha”

“Las mujeres tienen derecho a abortar”

¿Alguna idea de dónde está el error aquí? Y, no, no voy a posicionarme en contra del aborto, así que si ahí ves el desacierto, no es a lo que me refiero. Tampoco vengo a decir que un hombre cis tenga derecho a decidir sobre este tema, porque al fin y al cabo, no es su lucha.

Cada vez que se lee sobre aborto, solo se habla de mujeres. Si buscas en Google argumentos a favor del derecho a abortar, solo se habla de mujeres. Si escuchas debates sobre el tema, solo se habla de mujeres. Cuando la gente menciona el tema, solo se habla de mujeres.

No obstante, no solo las mujeres tienen útero. No solo las mujeres pueden quedarse embarazadas. No solo las mujeres pueden, por tanto, abortar.

Hablar del aborto haciendo hincapié en que es una lucha de mujeres, que es un derecho de las mujeres, invisibiliza  a las personas trans. Ignora el hecho de que tener útero no significa ser mujer, ni ser mujer significa tener útero. Ignora la existencia de los hombres trans, de las personas no binarias y de todas las identidades de género que no entran dentro de la normatividad.

¿Es cierto que la mayoría de mujeres tienen útero y la mayoría de personas con útero son mujeres? Sí, pero eso no otorga ningún derecho a tomar una postura discriminatoria hacia las personas trans. Porque si defiendes el aborto libre, tienes que defenderlo de cualquier persona que pueda quedarse embarazada.

Las personas trans existimos: dejad de excluirnos de luchas que nos son legítimas.

Anuncios

Cuestionarse.

Cuestionarnos cosas, preguntarnos cosas, es algo natural. Hacernos preguntas sobre nosotrxs mismxs y buscar respuestas es algo normal.

Este tema lo voy a relacionar con identidad de género y orientación sexual.

No entiendo por qué, pero he visto a muchas personas ver como “malo” esto de cuestionarse la identidad de género u orientación sexual. Yo no veo qué hay de malo en eso. Y es que no hay absolutamente nada malo en ello.

Yo me he cuestionado mi orientación sexual. Me he hecho preguntas sobre la misma y he “pasado” por diferentes etiquetas, por así decirlo.

También me he cuestionado mi identidad de género. Me he preguntado quién era yo, y gracias a eso me he descubierto a mí mismo.

¿Qué tiene de malo preguntarse a unx mismx cosas? Tanto el género como la orientación sexual son muy diversos y hay veces que hace falta hacerse preguntas para conocernos a nosotrxs mismxs mejor en ese sentido.

Conocerse a unx mismx mejor nunca fue algo malo, es algo positivo.

¿Te estás preguntando tu identidad de género? ¿Tu orientación sexual? No te preocupes, no es algo malo. Tómate el tiempo que necesites, investigar en nuestro interior para conocernos es algo enriquecedor; no hay que mirarlo como algo malo y doloroso.

Introducción.

¡Buenas a todxs!

Antes de comenzar a publicar entradas específicas sobre los temas que voy a tratar en este blog, creo que lo mejor será que introduzca un poco sobre qué es el blog, y básicamente de lo que voy a hablar.

Este blog es un blog de temática LGTB+, aunque especialmente hablaré de temática trans. ¿Qué busco con esto? Pues, mi intención es educar a la gente, porque, realmente creo que la ignorancia es uno de los grandes problemas de esta sociedad y uno de los causantes de ese odio. Ya que, si nos comprendieran un poco más, ¿quién sabe? A lo mejor dejarían de pensar como piensan y actuar como actúan.

Espero que os guste, gracias por visitarme ^-^