Outing: sacar del armario

Hoy voy a hablaros sobre el outing. El outing es un anglicismo que significa: sacar a alguien del armario. Hay muchas formas de sacar a una persona del armario, pero básicamente se reducen todas a lo mismo: exponer a una persona sin su permiso o autorización, haciendo pública su orientación y/o identidad sexual.

¿Por qué está mal hacer outing a alguien?

Estás exponiendo a esa persona, cuando no tienes ningún derecho de hacerlo. Si esa persona quiere compartir su orientación y/o identidad sexual, lo hará. Pero sin su permiso explícito, no tienes absolutamente ningún derecho de hacerlo.

Por otro lado, muy a mi pesar, vivimos en una sociedad en la que todavía en muchos ambientes no es seguro ser visible como persona del colectivo LGTBIQ+. Puedes estar exponiendo a esa persona a violencia verbal/física.

¿Conoces a alguien que forma parte del colectivo LGTBIQ+?

No les saques del armario. Aunque sean visibles en ciertos entornos, aunque hayan salido públicamente del armario. Son elles quienes decidirán cuándo y con quién ser visibles.

¿Acaso es necesario decir “este es mi amigue trans/gay/lesbiana/bi…”? ¿Acaso es una información relevante sobre esa persona? No.

Respeta la privacidad de las personas, no las expongas.

Polémicas declaraciones del Papa Francisco

Hace unos días, el Papa Francisco hizo una visita a Polonia, en la cual, declaraciones por parte del Papa, han dado mucho de qué hablar.

Mucho se ha hablado del “progresismo” que este Papa está trayendo a la Iglesia, sobre las declaraciones a favor de la comunidad LGTBI+, disculpándose por cómo la Iglesia ha tratado a las personas pertenecientes a este colectivo.

Sin embargo, estas últimas declaraciones no concuerdan en absoluto con todo aquello.

Difícil es que concuerden, cuando en esas declaraciones ha dicho, nada más y nada menos, que “los transexuales son la aniquilación del ser humano”.  También dijo otras cosas como: “hoy a los niños, a los niños, en la escuela se les enseña esto: que cada uno puede elegir el sexo”.

No sorprende, en absoluto, escuchar cosas así, por desgracia. Lo que quizá sí sorprende es que vengan de una persona que tanto ha destacado por supuestamente apoyar al colectivo LGTBI+.

Que se les enseñe a lxs niñxs que su género no tiene por qué ser el que se les ha asignado al nacer, que no depende de sus genitales, ni información genética… no es algo malo, al contrario. Es algo maravilloso que se les eduque a lxs niñxs en la diversidad.

Porque no sólo hay hombres y mujeres, porque merecemos ser libres a vivir de acuerdo con nuestra identidad.

Porque lo que sí que aniquila al ser humano es el odio, la falta de respeto, las mentes cerradas.

Acabemos con el odio.

Un hombre armado ha matado hoy a 50 personas en una discoteca LGTB+ en Orlando, llamada Pulse, y ha herido a al menos 53. Los medios informan de que estaba planeado, de acuerdo con las palabras de Obama, “sabemos suficiente para decir que esto fue un acto de horror y odio”.

Probablemente hayáis escuchado estas noticias devastadoras y no sorprendo a nadie compartiendo estas noticias con vosotros.

Escribo esto porque toca la fibra sensible, porque no puedo evitar lagrimear cada vez que simplemente pienso en lo que ha pasado. Probablemente estéis pensando, “si ni siquiera los conocías, no tenías relación con ellos”; eso no importa. Y, realmente, no soy tan diferente de las personas que fueron asesinadas hoy en Orlando.

De la misma forma que cuando ocurrió en Francia y las personas asesinadas estaban en un concierto de rock y pensé “podría haber sido yo”, lo pensé hoy. Por eso hoy os pido vuestra atención y os ruego que leáis esto hasta el final.

El odio no nos llevará a ninguna parte, el odio no es la solución a ningún problema. Da igual quién seas, tu religión, tus creencias, tu género, tu color de piel, tu orientación sexual, tu edad, tu nacionalidad… todxs somos humanxs, merecemos ser tratadxs como lo que somos… diferentes, pero valemos lo mismo.

Sé que vivimos en una sociedad que nos dice que odiemos a quienquiera/lo que quiera que sea diferente, pero hoy os pido que queméis todos vuestros puentes, decid adiós a todos los insultos que os han enseñado. Probablemente estéis penando, “pero yo no he matado a nadie, ¿por qué tengo que cambiar?”…. porque necesitamos predicar amor, necesitamos aportar nuestro granito de arena.

Mañana, no llames a ese chico del instituto “maricón”, no llames a esa chica de tu barrio “travelo”, no insultes a esa persona que tiene diferentes creencias a las tuyas… no prediques odio. Lo creas o no, no haciendo eso lograras marcar una diferencia, positiva. Si haces lo contrario, estimularás el odio. ¿En qué lado prefieres estar?

Me uno al camino que lleva a un futuro con más luz, a un mundo mejor en el que todxs podamos ser nosotrxs mismxs sin tener miedo de que nos hagan daño, nos acosen o nos maten. Me uno al lado en el que encontraré personas dispuestas a lograr un mejor mundo para todxs nosotrxs.

Muéstrale al mundo que somos mejor que eso. Puede que no podamos cambiar el mundo entero, pero podemos cambiar el mundo de alguien. Soy parte de la comunidad LGTBI+, no soy menos persona por ello, y estoy orgulloso de ello. Nunca te avergüences de tus colores – nunca hagas que nadie se avergüence de sus colores tampoco.

 

pride.PNG