¿Metro gratis para transexuales?

Esta tarde he leído la noticia de que el Metro de Madrid ofrecería a personas transexuales ir en metro gratis. Tras algo de investigación para saber bien sobre qué iba el tema, leí que ofrecían bonos gratis de libre circulación a personas transexuales en riesgo de exclusión social.

No puedo evitar tener algo que decir al respecto, y algo no necesariamente positivo.

¿Poder ir gratis en metro soluciona la discriminación que sufrimos las personas transexuales? ¿Realmente pensáis eso? Porque yo no estoy de acuerdo.

Poder ir gratis en metro no soluciona el acoso escolar, no soluciona los insultos, los empujones, las burlas… que puede sufrir una persona transexual/transgénero en su centro de estudios.

Poder ir gratis en metro no soluciona las dificultades para encontrar trabajo y, una vez encontrado (si se encuentra) el trabajo, la discriminación por parte de compañerxs de trabajo o de superiores.

Poder ir gratis en metro no soluciona el rechazo por parte de la familia, que repitan que “es una fase”, y que con esa excusa decidan no apoyarnos a la hora de escoger el camino que tomamos con la única intención de poder ser nosotrxs mismxs.

Poder ir gratis en metro no soluciona el miedo a ir a los aseos públicos, debido a que podemos sufrir episodios de violencia por parte de otras personas. Tener miedo de entrar en el aseo correspondiente con tu identidad, porque podrían agredirte, pero también tener miedo de entrar en el otro, ya que podría ocurrir lo mismo.

Poder ir gratis en metro no soluciona cualquier tipo de violencia a la que podemos ser expuestxs al salir a la calle, a la violencia que podemos sufrir por simplemente ser nosotrxs mismxs.

Poder ir gratis en metro no soluciona que la transexualidad siga siendo patologizada en la mayoría de comunidades autónomas de España, siendo por tanto necesario un diagnóstico por una persona profesional de salud mental. Cuando nadie tiene que decirnos quién somos, ¡merecemos derecho a ser nosotrxs mismxs!

Poder ir gratis en metro no soluciona la discriminación que todavía sufrimos por parte de instituciones y administraciones públicas, incluidas unidades de hospitales dedicadas a la transexualidad, en las que se han visto profesionales que han tratado de formas precarias a personas transexuales.

Poder ir gratis en metro no cambia todo lo que hemos sufrido para llegar hasta aquí, ni lo que nos queda por sufrir. No nos soluciona los problemas reales a los que nos enfrentamos de forma diaria, simplemente por ser nosotrxs mismxs.

Así que, queridos gobiernos, queridxs políticxs, si alguno de ustedes lee esto, quería pedirles que nos escucharan. Les pido que escuchen lo que llevamos reclamando, pidiendo, exigiendo a gritos desde hace tanto tiempo. Pedimos leyes que nos defiendan, que nos protejan, pedimos que haya programas que inculquen a las personas desde una temprana edad que existe la diversidad de identidades de género y orientaciones sexuales.

Porque, cuando estén insultándome y riéndose de mí en el instituto, no me va a servir de nada poder ir gratis en metro. Cuando no pueda ir a los aseos públicos porque mi seguridad, mi integridad física podría estar en peligro, no me va a servir de nada poder ir gratis en metro. Cuando tenga que enfrentarme al rechazo de las personas que más me importan, no me va a servir de nada poder ir gratis en metro. Cuando se nieguen en mi centro de estudios a llamarme por mi verdadero nombre, el que está de acuerdo con mi identidad, porque no es el de mi DNI aún, no me servirá de nada poder ir gratis en metro. Cuando esté en una consulta de unx psicólogx/psiquiatra y esta persona tenga que ser quien decida o no si tengo derecho a ser yo mismo, no me servirá de nada poder ir gratis en metro.

Según las estadísticas, el 83% de los menores transexuales han contemplado el suicidio, y el 41% lo ha intentado. ¿Eso lo soluciona poder ir gratis en metro?

Porque, yo creo que la solución a todo esto es otra. Y es la misma solución que pedimos. Escúchennos.

Anuncios

“La Nueva Generación Trans”

Por primera vez en este blog, voy a hacer una reseña, en este caso de un documental llamado “La Nueva Generación Trans”. Hace poco más de una semana lo estrenaron en Canal + y tuve la ocasión de verlo.

El documental trata sobre la primera generación de niñxs y jóvenes transexuales y transgénero que han realizado la transición (en algunos casos física y social, y en otros casos, por el momento, social).

Personalmente, me ha parecido un documental bastante interesante, y voy a comentar algunas cosas, tanto de forma positiva como negativa.

Lo primero que siento la necesidad de comentar es cómo hablan de “cambio de género”, cuando eso no es lo que ocurre ni lo que se hace, se realiza una transición social y/o física. Sólo se menciona alguna vez lo de “cambio de género”, pero me parecía necesario puntualizar eso.

Otra cosa de la que me gustaría hablar es sobre cómo expresan las preocupaciones de lxs niñxs trans de que sus cuerpos vayan a cambiar con la pubertad y desarrollarse de una forma que no quieren que lo hagan, lo cual es una realidad que es importante destacar hablando de transexualidad y transgenerismo, ya que los bloqueadores hormonales son cruciales para evitar esto.

También me gusta que hablen amigxs de niñxs y jóvenes trans porque da esperanza de que cada vez la sociedad es más abierta y acepta mejor estos temas, y aunque haya personas que discriminen y todo eso, que también haya personas que consideren la transexualidad y transgenerismo algo normal (que es lo que es), es algo que siempre alegra oír.

Creo que esto es suficiente, tampoco voy a contar con pelos y señales todo el documental. Si tenéis la oportunidad de verlo, ¡os lo recomiendo!

CI8NYxmWoAEFtCD.png

Cuestionarse.

Cuestionarnos cosas, preguntarnos cosas, es algo natural. Hacernos preguntas sobre nosotrxs mismxs y buscar respuestas es algo normal.

Este tema lo voy a relacionar con identidad de género y orientación sexual.

No entiendo por qué, pero he visto a muchas personas ver como “malo” esto de cuestionarse la identidad de género u orientación sexual. Yo no veo qué hay de malo en eso. Y es que no hay absolutamente nada malo en ello.

Yo me he cuestionado mi orientación sexual. Me he hecho preguntas sobre la misma y he “pasado” por diferentes etiquetas, por así decirlo.

También me he cuestionado mi identidad de género. Me he preguntado quién era yo, y gracias a eso me he descubierto a mí mismo.

¿Qué tiene de malo preguntarse a unx mismx cosas? Tanto el género como la orientación sexual son muy diversos y hay veces que hace falta hacerse preguntas para conocernos a nosotrxs mismxs mejor en ese sentido.

Conocerse a unx mismx mejor nunca fue algo malo, es algo positivo.

¿Te estás preguntando tu identidad de género? ¿Tu orientación sexual? No te preocupes, no es algo malo. Tómate el tiempo que necesites, investigar en nuestro interior para conocernos es algo enriquecedor; no hay que mirarlo como algo malo y doloroso.

¿Qué significa transgénero?

Para comenzar, voy a explicar un poco lo que significa “transgénero”, que, atención, no significa lo mismo que transexual.

Transgénero, como la palabra lo indica, es lo contrario de cisgénero, término utilizado para definir a las personas cuyo género asignado al nacer concuerda con su identidad de género.

Cuando decimos que una persona es una persona transgénero, esto significa que esta persona no pertenece al género que la sociedad, por así decirlo, le ha asignado teniendo en cuenta sus genitales/información genética, o, como suele llamarse: el sexo biológico, asignado al nacer. Esta persona puede pertenecer al género opuesto, al ambos géneros, a ninguno, etcétera. Una persona transgénero, como he explicado en entradas anteriores puede ser binaria o no.

Es simplemente eso, ser transgénero significa no identificarse con el género asignado al nacer; no necesariamente el género opuesto. Cabe recordar que que no hay dos géneros, sino que el género es un espectro, y cada persona puede sentirse, pertenecer, a cualquier lugar del mismo; o simplemente no tener género.