Etiquetas.

Este tema puede que se aleje un poco de lo que intento tratar en este blog, pero me parece un tema de gran relevancia: las etiquetas. Un gran número de personas rechaza la idea de utilizar las etiquetas para definir su identidad de género o su orientación sexual. Y, otro gran número de personas, prefiere ponerse una etiqueta.

De aquí salen muchas discusiones y debates; ¿deberíamos utilizar las etiquetas o no? El problema es que parece que sólo buscamos un extremo: ya sea uno, u otro. ¿Por qué tienen que ser las cosas sí o no? ¿Por qué tienen que ser un extremo u otro?

Hay personas a quienes les frustra este tema de las etiquetas, les hace sentirse como atrapadxs, como que les limitan.

Sin embargo, también hay personas a quienes encontrar una “etiqueta”, por así llamarlo, les ayuda, les hace sentir que no están solxs y que encajan en un sitio.

Yo este tema, lo veo con una única solución que ayudaría a todo el mundo: quien quiera usar una etiqueta para definirse, que lo haga, que sea libre de hacerlo. Y quien no quiera usarla, que no la use. ¿No debería consistir en eso la libertad que tanto defendemos?

A mí, por ejemplo, la existencia de estas etiquetas de las que hablo me ha ayudado mucho. Saber de la existencia de la palabra transexual, de ese concepto, ver que era exactamente lo que he estado sintiendo toda mi vida pero no sabía explicar ni comprender, el hecho de ver que no era el único, leer historias de gente como yo… decir que me ayudó es poco. Sinceramente, pienso que el hecho de sentir que por fin había encontrado un sitio donde pertenecía, ver que ser trans no era nada malo, que no tenía nada de lo que avergonzarme, pues era lo que necesitaba.

Para mí, a día de hoy, el hecho de utilizar conmigo mismo la etiqueta de transexual es algo que me es una gran ayuda, y no siento que me limite ni nada.

No obstante, eso es como a mí me hace sentir utilizar esta etiqueta, al igual que a la hora de hablar de mi orientación sexual también me parece bien utilizar conmigo mismo la etiqueta de pansexual.

Pero eso es hablando de mí. Y cada persona es un mundo, habrá personas que coincidan conmigo y les sentará bien eso, pero habrá personas a las que no. Ambas cosas son igual de válidas, y deben ser respetadas por igual.

Nadie debería tener que sentirse obligado a entrar en una etiqueta específica. Nadie. Tampoco nadie debería tener que sentirse obligado a no utilizar una etiqueta si quiere hacerlo. Cada persona que decida con qué se siente más comodx, con o sin etiquetas. Ninguna de las dos cosas es mala. Lo malo es no respetar la decisión de una persona de utilizarlas o no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s