Etiquetas.

Este tema puede que se aleje un poco de lo que intento tratar en este blog, pero me parece un tema de gran relevancia: las etiquetas. Un gran número de personas rechaza la idea de utilizar las etiquetas para definir su identidad de género o su orientación sexual. Y, otro gran número de personas, prefiere ponerse una etiqueta.

De aquí salen muchas discusiones y debates; ¿deberíamos utilizar las etiquetas o no? El problema es que parece que sólo buscamos un extremo: ya sea uno, u otro. ¿Por qué tienen que ser las cosas sí o no? ¿Por qué tienen que ser un extremo u otro?

Hay personas a quienes les frustra este tema de las etiquetas, les hace sentirse como atrapadxs, como que les limitan.

Sin embargo, también hay personas a quienes encontrar una “etiqueta”, por así llamarlo, les ayuda, les hace sentir que no están solxs y que encajan en un sitio.

Yo este tema, lo veo con una única solución que ayudaría a todo el mundo: quien quiera usar una etiqueta para definirse, que lo haga, que sea libre de hacerlo. Y quien no quiera usarla, que no la use. ¿No debería consistir en eso la libertad que tanto defendemos?

A mí, por ejemplo, la existencia de estas etiquetas de las que hablo me ha ayudado mucho. Saber de la existencia de la palabra transexual, de ese concepto, ver que era exactamente lo que he estado sintiendo toda mi vida pero no sabía explicar ni comprender, el hecho de ver que no era el único, leer historias de gente como yo… decir que me ayudó es poco. Sinceramente, pienso que el hecho de sentir que por fin había encontrado un sitio donde pertenecía, ver que ser trans no era nada malo, que no tenía nada de lo que avergonzarme, pues era lo que necesitaba.

Para mí, a día de hoy, el hecho de utilizar conmigo mismo la etiqueta de transexual es algo que me es una gran ayuda, y no siento que me limite ni nada.

No obstante, eso es como a mí me hace sentir utilizar esta etiqueta, al igual que a la hora de hablar de mi orientación sexual también me parece bien utilizar conmigo mismo la etiqueta de pansexual.

Pero eso es hablando de mí. Y cada persona es un mundo, habrá personas que coincidan conmigo y les sentará bien eso, pero habrá personas a las que no. Ambas cosas son igual de válidas, y deben ser respetadas por igual.

Nadie debería tener que sentirse obligado a entrar en una etiqueta específica. Nadie. Tampoco nadie debería tener que sentirse obligado a no utilizar una etiqueta si quiere hacerlo. Cada persona que decida con qué se siente más comodx, con o sin etiquetas. Ninguna de las dos cosas es mala. Lo malo es no respetar la decisión de una persona de utilizarlas o no.

Anuncios

Diferencias entre orientación sexual e identidad de género.

Orientación sexual e identidad de género. Parece que ningunx tenemos problemas para diferenciar ambos, yo mismo pensaba que la diferencia estaba bien clara. Hasta que, tras haber dicho previamente que era pansexual, dije que era transexual. Y llegó la típica frase: “pero si fueras trans, sólo te gustarían las mujeres”. Es la frase típica, que la gente formula cuando alguien dice ser trans, y no ser heterosexual. Si algunx de vosotros que me estáis leyendo sois trans y no sois heterosexuales, sabréis perfectamente de qué hablo.

También tenemos otro caso, en el que la gente confunde ser trans con ser homosexual. “¿No podrías simplemente ser gay/lesbiana?” está entre las frases más frecuentes en los casos en los que la gente piensa que ser trans es sinónimo de ser homosexual.

Por eso mismo, voy a hacer una distinción entre ambos términos.

La orientación sexual de una persona es a quién se siente atraída esa persona, ya sea personas de su mismo género, del género opuesto, de ambos, de ninguno, de cualquier género, etcétera.

La identidad de género de una persona es cómo se siente esa persona, su identidad, valga la redundancia. Esta identidad puede coincidir o no con el género que se le ha asignado a esta persona al nacer; puede ser el opuesto, el mismo, una mezcla de ambos, ninguno, etcétera.

Por tanto, no tienen nada que ver. Una persona cuya identidad de género sea opuesta al género que se le ha asignado al nacer no tiene por qué sentirse atraída a personas del género opuesto, o viceversa. Por tanto, las personas trans, al igual que las personas cis, pueden ser homosexuales, heterosexuales, bisexuales…

Diferencias entre sexo y género.

Para comprender de forma correcta términos como transgenerismo, transexualidad, identidad de género… y otros muchos términos sobre los que trataré en este blog, lo mejor es comenzar con lo que yo consideraría el “ABC” de este tema: los términos sexo y género, y comprender sus diferencias. Ya que, son dos conceptos muy diferentes, que suelen ser confundidos y considerados lo mismo.

Sexo: generalmente se considera sexo a las características físicas sexuales primarias asignadas al nacer a una persona, es decir, características biológicas, fisiológicas y anatómicas que la sociedad considera que diferencian, por así decirlo, a un hombre y a una mujer. El sexo puede ser masculino o femenino, sin embargo, no podemos olvidar que también existe la intersexualidad. Una persona intersexual es una persona que presenta características biológicas, fisiológicas y anatómicas sexuales de ambos sexos.

Género: este tema es más complejo y complicado de explicar, y probablemente no encontréis dos lugares en los que lo definan de la misma manera, así que yo os daré la definición que más apropiada veo, y también cómo entiendo yo el género por así decirlo. El género es un rol, una identidad de una persona; hablando de forma más sencilla, el género es cómo se siente la persona, en qué lugar del conjunto de los géneros (que no son dos, son muchos más) siente esa persona que pertenece. Muchos consideran eso más bien identidad de género, pero yo sinceramente pienso que identidad de género y género deberían ser considerado lo mismo. Pero, eso es sólo mi opinión personal.

Hay muchas controversias y diferentes opiniones respecto a ambas definiciones, que pueden considerarse bastante abiertas, así que si tenéis alguna opinión diferente al respecto, o una definición que consideréis más oportuna, ¡sentíos con libertad de comentarla!

Introducción.

¡Buenas a todxs!

Antes de comenzar a publicar entradas específicas sobre los temas que voy a tratar en este blog, creo que lo mejor será que introduzca un poco sobre qué es el blog, y básicamente de lo que voy a hablar.

Este blog es un blog de temática LGTB+, aunque especialmente hablaré de temática trans. ¿Qué busco con esto? Pues, mi intención es educar a la gente, porque, realmente creo que la ignorancia es uno de los grandes problemas de esta sociedad y uno de los causantes de ese odio. Ya que, si nos comprendieran un poco más, ¿quién sabe? A lo mejor dejarían de pensar como piensan y actuar como actúan.

Espero que os guste, gracias por visitarme ^-^